Para Padres

Screen time: menos tiempo de pantalla para tus hijos

No cabe duda que una de las grandes preocupaciones de hoy en día es cuánto tiempo pasan nuestros hijos frente a sus dispositivos. Apple, la misma compañía que inició esta locura, nos está proveyendo de una solución integrada dentro de la nueva versión de su sistema operativo móvil iOS 12: Screen time o Tiempo de uso en español.

Como su nombre indica, Screen time es una aplicación que sirve para medir el tiempo que pasamos usando nuestros dispositivos, sin embargo no se trata sólo de saber cuánto tiempo, sino que nos proporcionará información tan detallada como queramos sobre el uso que damos a nuestro iPhone o iPad. Desde qué categoría de aplicaciones usamos más, hasta en qué apps específicas pasamos exactamente cuánto tiempo.

Pero Screen time va mucho más allá de sólo medir, es una verdadera herramienta reguladora del uso de nuestros dispositivos. En los siguientes párrafos veremos cómo podemos configurar Screen Time para medir y regular el tiempo que nuestros hijos pasan frente a sus dispositivos.

Configurando Screen Time

Primero que nada, debemos tener todos nuestros dispositivos actualizados a iOS 12. Esta actualización fue muy liviana en comparación con versiones previas y se instala de forma relativamente rápida, dependiendo del modelo de nuestro dispositivo. En mi experiencia con un iPhone 8 plus la actualización tardó aproximadamente 20 minutos, desde solicitar la descarga, instalar y configurar.

Durante la configuración de iOS el sistema nos preguntará si queremos configurar Screen Time o queremos hacerlo después. En realidad no hay mucho que configurar en este punto, con dar clic en continuar seguiremos adelante con la actualización y podremos usar nuestro dispositivo rápidamente.

Screen time | Captura de pantalla iOS 12
Captura de pantalla de iOS 12

Una vez que hemos vuelto a nuestra pantalla de inicio podemos proceder a Ajustes y veremos que ahora hay una nueva opción llamada Screen time. Si tocamos esta opción se desplegarán todas las opciones de Tiempo de uso y hasta el fondo encontrarán una opción llamada “Activar Screen Time” que al tocarla nos pedirá crear un passcode (igual al que hacemos para desbloquear el dispositivo) y… ¡listo! Screen time ya ha sido activado… en tu propio dispositivo.

y Ahora el de nuestros hijos…

El siguiente paso requiere que previamente hayas configurado el dispositivo de tu hijo o hija con un Apple ID de menor de edad que es parte de tu familia. Si aún no lo has hecho, te recomiendo que leas el artículo En familia e ID de Apple para tu hijo/a del sitio de soporte de Apple. De hecho, una vez que se activa Screen Time en tu teléfono los dispositivos de tus hijos que ya estén actualizados a iOS 12 aparecerán de inmediato, siempre y cuando ya los hayas tenido configurados como parte de tu familia.

Aquí es donde comienza lo interesante. Screen Time consta de 4 ajustes principales:

Tiempo de inactividad (Downtime)

Screen time | captura de pantalla Downtime
Captura de pantalla iOS 12

Nos permite configurar tiempos en los cuales el dispositivo no estará disponible para su uso, bloqueando casi todas las apps. Las únicas apps que no se bloquean por default son el teléfono, mensajes, FaceTime y Mapas; pero podemos configurar más aplicaciones que no se bloqueen en caso de ser necesario.

Para configurar un tiempo de inactividad sólo debemos activar el ajuste (selector de arriba a la derecha) y posteriormente establecer una hora de inicio y una hora de finalización. Sólo es posible configurar un periodo a la vez, por lo que si queremos tener más de uno será cuestión de entrar a la configuración una vez pasado el primer tiempo de inactividad y configurar una nueva hora de inicio y fin.

Límite de uso de apps (App Limits)

Con este ajuste podemos establecer límites a las apps por categorías, por ejemplo, si queremos limitar el tiempo que dedican nuestros hijos a jugar, podemos establecer que sólo sea posible jugar durante un tiempo determinado al día. Es importante notar que este ajuste no discrimina qué juego es el que usas. Ya sea que tu hijo juegue Ajedrez o Fortnite, el tiempo se descontará indistintamente; Para evitar bloquear cosas que no deseamos, usaremos el siguiente ajuste.

Siempre permitido (Always allowed)

Captura de pantalla iOS 12 | Siempre permitido
Captura de pantalla iOS 12 | Siempre permitido

Este ajuste hace exactamente lo contrario al límite de uso de apps, permitiendo que hagamos uso de una aplicación todo el tiempo. Por ejemplo supongamos que hemos bloqueado la categoría Redes sociales eso bloqueará Instagram, pero también WhatsApp, por lo que podemos ir a Siempre permitido para permitir el acceso a WhatsApp siempre, o como en el caso del bloqueo a los juegos, podemos bloquear los juegos, pero permitir siempre Ajedrez.

Restricciones de contenido y privacidad (Content & Privacy Restrictions)

Screen Time | Restricciones de Contenido y Privacidad
Captura de pantalla iOS 12 | Restricciones de Contenido y Privacidad

Este ajuste no es nuevo, existía antes dentro de las restricciones de iOS y su funcionamiento sigue siendo muy similar: Primero se debe activar esta opción y posteriormente se elige de cada categoría que está permitido y qué no. Por ejemplo, si así lo deseamos podemos evitar que se instalen o borren aplicaciones del dispositivo o incluso evitar por completo las compras dentro de las aplicaciones. Aquí también es donde podemos configurar las restricciones de contenido, las cuales son muy útiles para evitar que los niños tengan acceso a temas inapropiados, ya sea en iTunes (descarga de música, películas o videos), Libros de Apple Books, Apps, sitios web e incluso bloquea lenguaje explícito.

Uno de los problemas que encontré al iniciar el uso de Screen Time en el iPad de mi hija es que me solicitó activar la autenticación de dos pasos para poder unir las estadísticas de su iPad y su iPhone. Por si no lo conocen, la autenticación de dos pasos o dos factores es una capa más de seguridad para cualquier contraseña, ya que no es suficiente con introducir la contraseña de nuestro dispositivo, además en muchos casos nos pedirá una segunda clave, la cual es enviada a uno de nuestros dispositivos configurados para permitir hacer uso del mismo.

En lo personal, tengo configurado dicho sistema, pero de sólo pensar en lo que implicaría ponerle esa segunda verificación a un adolescente de secundaria, que muchas veces no recuerdan su propia contraseña, me da vértigo. Al final, no fue necesario activar la autenticación de dos factores y, aunque Screen time no me une las estadísticas de sus dos dispositivos, puedo ver ambos por separado en la misma pantalla sin problemas.

Recomendaciones de uso de Screen Time

Screen time | Gráficos de uso
Screen time – Gráficos de uso

Primero que nada, tomemos aire profundamente… y dejemos pasar una semana. Lo mejor de Screen Time viene con el tiempo, específicamente, los reportes. Resulta muy frustrante abrir Screen time para encontrar un reporte de uso vacío, o de 2 minutos únicamente. Algo que hay que tomar en cuenta es que la información de Screen Time se guarda localmente, es decir, se guarda en el iPhone o iPad. Esto quiere decir que para poder entrar a ver la información de nuestros hijos ambos dispositivos deben tener una conexión activa a internet, ya que los datos se descargan al momento de ser requeridos.

Una vez que tengamos reportes listos es posible actuar sobre asuntos específicos. En mi experiencia, ser extremadamente restrictivo con el uso de los dispositivos es igual de malo que ser demasiado laxo. Uno de los principales aliados que podemos tener es Downtime, el cual bloqueará todo y está pensado para momentos en los que queremos que los niños no estén en sus dispositivos, por ejemplo, durante la noche.

Con  límite de apps podemos moldear el uso del dispositivo, algo muy útil cuando no necesariamente queremos evitar su uso, sino que se le dé buen uso. Hoy por hoy, muchos colegios solicitan que los alumnos hagan uso de sus dispositivos y esto deja abierto a que a veces se le de mal uso en horas de clase, o en las tardes para hacer las tareas, por ejemplo. Si limitamos el uso de aplicaciones de juego, el iPad o iPhone seguirá siendo funcional en todas las demás aplicaciones, pero limitará a un tiempo específico la categoría seleccionada.

Captura de pantalla de Youtube
Captura de pantalla de Youtube

Este ajuste es muy útil para controlar situaciones como las que se han presentado con el juego Fortnite, que ha generado controversia por ser, a decir de muchos, altamente adictivo. Para saber más de este tema los invito a que lean el artículo Fortnite: una guía para padres de Mariana Resa.

Por otro lado, las restricciones de contenidos y privacidad son un ajuste esencial en muchos casos, aunque no tan sencillo de configurar ya que, para empezar, tiene muchas secciones que pueden llegar a confundir a cualquiera y, por otro lado, a veces dichas restricciones no funcionan como uno quisiera.

El clásico ejemplo de esto es Youtube: la famosa aplicación de video sobre demanda tiene una clasificación en el app store de 17+ eso quiere decir que si en restricciones de contenido ajustamos las apps para cualquier rango de edad inferior, Youtube no podrá instalarse en ese dispositivo, lo cual desde mi humilde punto de vista está bien para niños de menos de 10 años, pero para niños o adolescentes de 13-14 resulta demasiado problemático ya que o les permitimos apps de 17+ o simplemente no tendrán Youtube.

El hoyo en el sistema

Como todo sistema, Screen Time no es infalible y algunos niños ya han encontrado diferentes formas de saltarse las restricciones.

Continuando con el ejemplo de youtube, es muy posible que esta sea una de esas apps que como padres queremos limitar, así que ajustamos el límite de uso a 1 hora de Youtube diaria. Pero un niño en Estados Unidos encontró una solución muy creativa: desde antes se comparte los videos usando iMessage. La aplicación de mensajería de iOS es una de las que nunca se restringe por default y desde ahí es posible abrir los videos. Screen Time ni se inmuta, pues no está haciendo uso de Youtube, sino de otra aplicación completamente diferente.

Otro caso que se ha reportado es que si se desinstala y reinstala una aplicación, su contador de uso vuelve a 0. Permitiendo que el niño siga usando la aplicación aún después de haber sido bloqueada. Esto se puede arreglar agregando una restricción más: no desinstalar o, todavía más rudo, no instalar.

Finalmente, en otro caso se reportó que si se adelanta el reloj del dispositivo hasta que piense que es el siguiente día Screen Time es engañado y lo permite. Al 99% de los niños no les va a importar que sus dispositivos vayan varias horas o incluso varios días adelante de la realidad con tal de conseguir una hora más de Snapchat o Instagram.

Recomendaciones finales

Es innegable que los dispositivos móviles cambiaron radicalmente la dinámica familiar y social del mundo. Pasamos cada vez más tiempo con la cara metida en la pantalla y aunque este artículo se enfoca principalmente en nuestros hijos e hijas, debo ser franco y reconocer: este problema es mío también.

Mis estadísticas de Screen Time me dan miedo. Tengo una marcada tendencia hacia redes sociales y juegos, en total (entre mi iPhone y mi iPad) dedico más de 2 horas a Twitter por ejemplo. Eso sí fue un pequeño shock (puedo escuchar a mi esposa diciéndome “te lo dije”). Así que es probable que pronto me ponga restricciones a mí mismo.

¿Y nuestros hijos? mi recomendación es que mientras más nos comuniquemos con nuestros hijos y les hagamos ver las razones para controlar el uso de estos dispositivos, el uso de Screen Time será mucho más exitoso. Si bien es cierto que podemos tener un control aún más férreo si combinamos Screen time con un acceso temporizado a Internet usando un Airport Extreme, por ejemplo, como mencionaba anteriormente, un control excesivo sólo hará que los niños busquen con mayor ahínco cómo saltarse las restricciones.

Más allá de dejar que Screen time se encargue de todo, hablemos con ellos, hagamos acuerdos donde no solo ellos, sino nadie, pueda usar el celular, por ejemplo a la hora de la comida o cena, y así educaremos, más que imponer.

Photo by Pixabay on Pexels.com
Miguel A. Rangel
Apasionado de la tecnología y la educación con más de 10 años impartiendo clases en desde secundaria hasta universidad. Convencido que la tecnología puede y debe ser usada para mejorar la educación siempre en busca de difundir la cultura digital con sus alumnos y otros profesores. Google Certified Innovator y Apple Distinguished Educator.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Optimized with PageSpeed Ninja